Comsa Brno Palace hotel: el éxito de un hotel en tres pasos

comsa brno palaceEste proyecto comenzó a finales de 2009, cuando los responsables técnicos del proyecto hotelero de un magnífico establecimiento hotelero en Brno, la segunda ciudad más grande de la República Checa, se afanaban en tener todo listo para la entrega del establecimiento a la compañía hotelera con la que habían llegado a un acuerdo de compra llave en mano en 2006.

Desavenencias entre vendedor y comprador llevaron a una situación límite: un comprador que no se hace cargo de un establecimiento en el que han invertido tiempo y mucho dinero y que se debe poner en marcha porque de lo contrario perdería su licencia municipal de actividad turística.

GAT es convocado y acepta el reto, toma las riendas del establecimiento con las mejores instalaciones de la plaza pone en marcha un plan de acción inmediato en todos los ámbitos para abrirlo el día 1 de agosto del 2009.

El cliente, COMSA, pone como condición que hasta diciembre de ese mismo año puede asumir un determinado fondo de circulante, menor del que nos hubiera gustado. Pero el reto se complicaba aún más: en aquellos momentos conocíamos muy poco de la ciudad y apenas ésta era conocida por la celebración de pruebas del campeonato del mundo de motociclismo.

Por otro lado, mientras GAT luchaba por poner en marcha el negocio, COMSA iniciaba un proceso judicial que se alargaría hasta finales de 2011. No olvidemos que los hoteles cerrados no valen nada (o muy poco).

Primer paso: puesta en marcha del Plan Estratégico

GAT organizó un equipo de gestión comandado por el director de operaciones y el director comercial que diseñaron la estrategia. Para aplicarla, formaron un comité de dirección compuesto por el director del hotel y los jefes de departamento bajo la supervisión de GAT y en constante comunicación con la propiedad. Una vez conseguido este primer objetivo, se preparó en tiempo récord un plan de acción comercial y un presupuesto hasta diciembre 2009 que plasmaba en números lo considerado en ese primer plan estratégico.

Un miembro del departamento de operaciones de GAT ejercía de director general del hotel y a la vez formaba en las mejores prácticas hoteleras internacionales al director local, mientras el departamento comercial conseguía incrementar el nivel de actividad. En este sentido, era necesario establecer procedimientos de trabajo en todos los departamentos, formar al personal, contratar a los proveedores de servicios más adecuados en cada caso para lograr el objetivo principal: la satisfacción de los clientes.

Segundo paso: obtención de la Rentabilidad Operativa

Se consiguió cerrar el año 2009 con mejores números que los fijados por la propiedad, de pérdidas asumibles, que ya estaba muy satisfecha. Pero éste sólo era el primer paso, ya que para el año 2010 el objetivo era comenzar a ser rentables, estableciéndose para ello un exigente plan de actuación con los consiguientes presupuestos. El proceso judicial iba para largo. Las partes no eran capaces de llegar a un acuerdo y nuestra presencia en Brno se antojaba a mayor plazo.

En el 2010 se consiguieron unas ventas suficientes para lograr superar ampliamente el beneficio presupuestado (en términos de G.O.P.) al que añadir las mejores puntuaciones de los clientes tanto en Booking como en Tripadvisor, el hotel se posicionó líder en los distintos canales de venta.

Los retos para el 2011 eran aún más ambiciosos, visto lo acaecido en el 2010. COMSA fijaba sus objetivos en la consecución de los mayores resultados posibles, obteniendo unas cifras históricas tanto en cuantías económicas como en valoración del establecimiento.

En menos de dos años el hotel era la referencia de la nueva hotelería profesional al estilo mediterráneo, gestión directa, costes ajustados, máxima calidad y servicios ad hoc para clientes internacionales. Hacía más de diez años que no había hoteles nuevos en Brno, Comsa Brno Palace significó un antes y un después en la ciudad checa.

Tercer paso: el traspaso

En el último trimestre del 2011 el proceso judicial avanza de manera inexorable y la empresa explotadora se queda con el establecimiento. COMSA, a pesar de estar más que satisfecho con los resultados del negocio, necesita cerrar el traspaso.

Nuestro último encargo fue colaborar en la transición con los nuevos propietarios, para que ésta fuera tranquila y en los primeros meses de 2012 se convirtió en el Barceló Brno Palace manteniendo a los clientes satisfechos sin percatarse de la tormenta en bambalinas y logrando beneficios para la propiedad.

“El éxito no se logra sólo con cualidades especiales; es sobre todo un trabajo de constancia, de método y organización” ( J.P. Sergent, pintor francés).

Artículo publicado en el periódico de CEHAT en su edición de Diciembre de 2015

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *